Toples Si o Toples No

Pasó el huracán cáncer y a su paso quedan las marcas de la victoria, esas señales que explican tu vida y te van a acompañar siempre. Tardamos en aceptar ese nuevo yo ante el espejo, y hay quien nunca lo consigue del todo. Si me planto ante el espejo y observo las cicatrices me estremezco, si recuerdo cada operación, cada vez que he cruzado la puerta que conduce a esa fría sala, cada despedida dejando al otro lado del pasillo a quien más te quiere… si recuerdo todo eso mi corazón se resiente, pero si me centro en la victoria, en que estas heridas no son más que VIDA, eso me llena de fuerza y de ganas.

Os sorprenderá la foto, o quizás no…

Primero ansié que llegara el día en que pudiera tatuarme el pezón, pero al final ves que llega el verano y aún no es posible, y si os soy sincera con tanta cicatriz por el dorsal ancho y con el implante de piel de la espalda no sé yo si será peor el remedio que la enfermedad.

Lo cierto es que yo había hecho toples siempre, no por lucir pecho que siempre he tenido muy poco y no me ha importado nada, más bien al contrario, lo que me gusta es la sensación de libertad y de sentirte cómoda, de nadar sin que nada te oprima…

Hasta que llegó el cáncer y entre otras muchas cosas se llevó esa sensación de libertad. Continued…Read full original article…

Source: El Crep Demi Vida

Original publication Jul 22, 2018

Posted on NatCorn 18th August 2018

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *