Isis amamantando a HorusFuente

Sección de libros: Le sein, une histoire

A finales de septiembre estuve en una comida familiar, y entre otros temas, se habló de cómo ahora se está promoviendo entre la clase médica el hecho de dar el pecho todo el tiempo posible, sin límite temporal: sólo cuando el niño dejara de querer teta, o bien cuando la madre se quedara sin leche. Las dos primas que introdujeron el tema recordaban como, cuando ellas tuvieron a sus retoños, o bien se pregonaban las bondades de las leches artificiales maternizadas, o bien se propugnaba que el periodo de amamantar debía limitarse a los cuatro meses de baja maternal. La reflexión que subyacía en todo esto era que opinaban que el cambio de parecer entre la clase médica tenía que ver, muy probablemente, con una política de exclusión de la mujer del mercado laboral, para así reducir las cifras del paro (lo habían oído en un programa de Radio Klara -la emisora libre y libertaria de València-). Argumentaban que antes, al ser necesaria la presencia de la mujer para cubrir los puestos de trabajo, se intentaba que los periodos de lactancia se acortaran al máximo o incluso que no existieran, para que se reincorporaran cuanto antes a sus puestos de trabajo; pero que en la actualidad, como no hay puestos de trabajo suficientes, se fomenta la exclusión del mercado laboral a la mujer fomentando la lactancia materna todo el tiempo que sea posible…

Astarté, diosa nodriza (dea nutrix) feniciaFuente
Astarté, diosa nodriza (dea nutrix) fenicia

Cuando acabo la comida, en la despedida, me dirigí hacia mis primas y no pude hacer otra cosa que recomendarles la lectura de este libro:

Ahora mismo, estoy tentado de escribir un resumen del libro, diciendo que nos describe con total precisión, y basándose en la información historiográfica disponible (la escultura, la pintura, los escritos de cada época) como la visión del pecho femenino ha evolucionado, siempre bajo la atenta mirada y el prisma masculino, que ha impuesto según su conveniencia una visión u otra del mismo; por ello, en unos tiempos se ha fomentado la lactancia materna de la madre en exclusiva, y en otros se han impuesto las nodrizas… (yo realmente no sé si he tenido nodriza o no, pero en mi vida ha existido una teta Carmen… aunque también es cierto que en Valencia a los hermanos se les ha llamado siempre tete y a las hermanas teta… hasta que llegó la identificación sexualizada de la palabra -bien reciente- y ha desparecido prácticamente del vocabulario). Continued…Read full original article…

Source: El eurociudadano nudista

16th November 2017

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *