Necesidad de la experiencia personal

El viejo Séneca decía que había cosas que para saberlas no basta haberlas aprendido, y Shakespeare viene a insistir en este punto, como fundamental que es, porque nuestra civilización intelectualista y objetivista opone aún frecuentemente el conocimiento a la acción, como mutuamente exclusivas, siendo así que solo la praxis “verifica”, realiza, más aún, informa (da vida) a la teoría, que sin ella es, contra toda la teoría tradicional, una verdadera “alma muerta” (en sentido extragogoliano).

Y esto es particularmente importante en el campo de los sentimientos, del amor y del sexo, en donde las mejores descripciones son, para quien no las experimenta, como la luz para un ciego: de modo que cuando por casualidad después llega a sentir lo que antes oyó descubrir e imaginó, comprende que todo el esfuerzo de comprensión anterior fue inútil, engañoso incluso, opiante a veces, respecto a la realidad que así esperaba comprender.

De ahí también que toda teoría que pretenda “comprender” plenamente la experiencia, y no conducir a ella, todo libro que pretenda sustituir a la experiencia, peca de lesa humanidad. La eficacia real de los libros -según intuyera Gide- es, como la de toda institución e instrumento, hacerse rápidamente inútil, gracias a su misma eficacia. Se comprenderá pues el carácter alineado, idealista, de los hombres que no saben vivir sino apegados y a través de un (y a priori único libro). “Hay que temer al hombre de un solo libro”, como decían los antiguos, pero por las barbaridades que es capaz de cometer basándose en él, o en su exégesis, que es lo mismo. Cont…Read full original article…

Source: Info Nudismo

22 August, 2017, 5:30 pm

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *