Camping El Templo del Sol

Me quité la ropa y los prejuicios para pasar un día en un camping nudista

Nudismo. Ya está. Solo con escuchar la palabra es casi inevitable que te hayas imaginado una playa con gente en pelotas, seguramente mayor y sin depilar, a la que le gusta exhibirse y mirar a otros haciendo lo mismo. Pero solo tienes que googlear esta palabra para saber que la concepción que tenemos del naturismo, un movimiento mucho más amplio que el nudismo ‘a secas’, no deja de ser un saco de prejuicios. Para mí, como mujer milenial que cada día intenta no juzgar su cuerpo, sigo siendo incapaz de hacer topless si hay algún miembro de mi familia o algún hombre a quien yo conozca y que no sea mi pareja. Así que, pensé, si tanta gente lo hace, mucho de bueno debe tener y yo quiero saber qué es. Y me fui a buscarlo, esta vez completamente desnuda, a uno de esos centros del respeto por el cuerpo y la naturaleza: un camping naturista.

Camping El Templo del Sol
Camping El Templo del Sol

Después de conducir hora y media desde Barcelona hasta L’Hospitalet de l’Infant (Tarragona) mi pareja y yo (a quién llamaré M. en adelante) llegamos a El Templo del Sol, uno de los nueve campings nudistas que hay actualmente en España y que, según me cuenta Ferràn Pujol, su Director de Comunicación, es de los mejor considerados. Ferràn me espera en la entrada para darme la bienvenida, para mi alivio, vestido. Me explica que allí todos los empleados llevan ropa para evitar malentendidos. Así que M. y yo todavía tenemos algunos minutos de margen para ‘enfrentarnos’ a nuestra desnudez pública y a la preocupación que le genera el pensar que va a pasarse todo el día empalmado.

El camping que, por cierto, está tan a tope de gente que no hay ningún bungalow, caravana ni tienda de campaña libre donde podamos pasar la noche, es la ‘torre de vigilancia’ que cuida de la zona. Lo único que la asociación naturista que protege la playa natural de El Torn y sus alrededores permitió construir con el fin de repeler a los rascacielos y los adosados típicos de las costas españolas. A día de hoy, aproximadamente 2.000 personas llenan este complejo, creado hace 25 años por una pareja francesa enamorada del naturismo y la Costa Dorada, y pasan el verano haciendo barbacoas, bañándose en su piscina panorámica y montando en bici. Lo mismo que tú o yo haríamos en un camping, pero en pelotas. Cont…Read full original article…

Source: Info Nudismo

22 September, 2017, 5:30 pm

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *