Foto: Lluís Milián


Cala de Becs: un paraíso escondido

La cala de Becs, también conocida como cala de la Roca Plana, se sitúa entre la cala Waikiki y la playa de La Mora y está muy cerca de la conocida playa Llarga. Se accede por la carretera N-340 y hay que dejar el coche por los alrededores de la urbanización de La Mora o el cámping, porque una vez hemos llegado a este punto, tenemos que seguir el camino a pie.

Lo cierto es que el acceso resulta bastante difícil, pues hay que caminar durante 15 o 20 minutos por una senda repleta de subidas, bajadas, rocas, vegetación abundante, más rocas, etc. Por lo que ir a la cala de Becs supone hacer una excursión tanto de ida como de vuelta y se recomienda ir bien esquipado para poder llegar hasta la cala.

Foto: Lluís Milián
Muchos bañistas vienen a practicar el nudismo aquí.

Aunque la mayoría de los bañistas que acuden a la cala de Becs vienen andando, hay otros que prefieren hacer la excursión en bicicleta. Es el caso de José y Cristelle, que hace dos años que vienen desde Francia para disfrutar de esta pequeña cala de Tarragona. «Nos alojamos en Torredembarra y venimos cada día en bici hasta la cala», dicen. Read full original article…

Source: Diari de Tarragona

28 July, 2017, 6:45 pm

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *